Comparte este artículo:

Higiene durante la regla

Cuidarse durante la regla requiere bastante tiempo y dinero. Muchas mujeres siempre tenemos en el bolso todo lo que se necesita para este propósito porque pueden servirnos a nosotras, a nuestras amigas o incluso a una mujer desconocida que por casualidad se haya puesto el pantalón blanco en esos días concretos.

Desde los tampones hasta las copas menstruales, la gama de artículos de higiene y cuidado es muy variado. Cada uno tiene sus pros y sus contras. Requiere tiempo encontrar lo más adecuado para cada una, además hay que tener en cuenta las diferencias de calidad, sostenibilidad y gasto.

Hay una serie de hábitos importantes de cuidado personal durante la regla: estar lista para la llegada de la regla, cambiar tu ropa interior regularmente, no olvidarse de reemplazar (o lavar) los artículos de higiene, ducharse cada día y lavarse los genitales externos.


También debes prestar atención al olor de la sangre menstrual.


En este sentido, la sangre menstrual no es neutra, pero si el olor es más fuerte o diferente de lo habitual, puede indicar algo grave, por ejemplo, una infección o un tampón que hayas olvidado quitarte. Esto último es peligroso porque puede causar el síndrome de choque tóxico.


La mayoría de los artículos de higiene (compresas, tampones, copas, etc.) están diseñados para absorber o acumular la sangre menstrual de diferente intensidad. Por ejemplo, las compresas pueden ser con alas o sin ellas, para uso diario o nocturno, para braguita normal o tanga, etc.

Para saber más sobre las compresas, tampones, copas menstruales, así como de las esponjas, diafragmas y ropa interior especial, lee un artículo en inglés aquí.

Puedes hacer el seguimiento de tu regla utilizando WomanLog. Descárgate WomanLog ahora:

Download on the App Store

Get it on Google Play

Comparte este artículo:
https://www.academia.edu/23563646/A_Research_Study_of_Modern_Feminine_Hygiene_Products
https://www.mdpi.com/2071-1050/11/2/473/htm
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5838436/
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK459345/
Dolor de cabeza, dolor en los pechos, cambios de humor, cansancio,… Estos y otros signos son característicos del desagradable síndrome premenstrual o SPM: una combinación de sensaciones físicas y emocionales en muchas mujeres unos días antes de la regla.
El ciclo menstrual no es solo la regla, son los cambios visibles e invisibles en el cuerpo que afectan a una mujer más de lo que imaginamos: es un ritmo del sistema reproductivo genéticamente codificado que regula las fluctuaciones hormonales, determina el bienestar, el comportamiento e incluso el aspecto físico.
Aunque la menstruación es un proceso cíclico perfectamente normal en el cuerpo de la mujer, puede provocar cierto malestar. El dolor durante el periodo se puede deber a contracciones de los músculos uterinos.