Ciclo



Se supone que la duración normal del ciclo menstrual es 28 días. Sin embargo, los ciclos más cortos o más largos también pueden ser perfectamente normales, cuando no haya fluctuaciones repentinas y significativas.
Durante la menstruación regular, muchas mujeres sienten un aumento del cansancio, pero a la vez tienen dificultades para conciliar el sueño y dormir bien. Entendiendo las razones de la pérdida de energía, se puede reducir el cansancio, así como mejorar el sueño durante la regla, haciéndolo más dulce y más profundo.
Muchas niñas no se sienten listas para la primera menstruación. A pesar de que la mayoría tiene una idea general de lo que pasa, muchas veces el miedo y la confusión acompañan los cambios del cuerpo femenino.
La menopausia marca el final de la función reproductiva del cuerpo de una mujer al dejar de menstruar. Este proceso no ocurre de repente sino gradualmente durante un periodo de tiempo. Se acompaña de una variedad de síntomas diferentes que pueden afectar negativamente la calidad de vida pero, entendiendo los procesos fisiológicos, es más fácil pasar esta difícil fase de la vida.
Dolor de cabeza, dolor en los pechos, cambios de humor, cansancio,… Estos y otros signos son característicos del desagradable síndrome premenstrual o SPM: una combinación de sensaciones físicas y emocionales en muchas mujeres unos días antes de la regla.
Cuidarse durante la regla requiere bastante tiempo y dinero. Muchas mujeres siempre tenemos en el bolso todo lo que se necesita para este propósito porque pueden servirnos a nosotras, a nuestras amigas o incluso a una mujer desconocida que por casualidad se haya puesto el pantalón blanco en esos días concretos.
El ciclo menstrual no es solo la regla, son los cambios visibles e invisibles en el cuerpo que afectan a una mujer más de lo que imaginamos: es un ritmo del sistema reproductivo genéticamente codificado que regula las fluctuaciones hormonales, determina el bienestar, el comportamiento e incluso el aspecto físico.
Muchas mujeres habrán notado que a veces se olvidan todos los principios de la alimentación sana y aparecen las ganas de algo dulce, salado y con mucha grasa. Esto se repite en los mismos días de cada ciclo menstrual, porque el apetito voraz tiene que ver con las fluctuaciones hormonales.
La vagina es un órgano delicado y poderoso al mismo tiempo, capaz de recuperarse después del parto, pero es sensible al jabón. La secreción vaginal, a su vez, dice mucho sobre la salud de la mujer.