Comparte este artículo:

Menopausia

La menopausia marca el final de la función reproductiva del cuerpo de una mujer al dejar de menstruar. Este proceso no ocurre de repente sino gradualmente durante un periodo de tiempo. Se acompaña de una variedad de síntomas diferentes que pueden afectar negativamente la calidad de vida pero, entendiendo los procesos fisiológicos, es más fácil pasar esta difícil fase de la vida.

Se define la menopausia como el tiempo en el que la mujer no ha tenido la menstruación durante un año continuo. La etapa de cambios anterior a la menopausia se llama premenopausia, caracterizada por unas menstruaciones irregulares causadas por la caída del nivel de hormonas sexuales y otros cambios, es decir, el llamado síndrome climatérico. Después de la menopausia viene la posmenopausia, cuando se reducen las sensaciones perturbadoras. Todo el proceso puede llevar entre 2 a 12 años.

En general, la menopausia ocurre a la edad de 45 a 55 años. Las transformaciones relacionadas con la menopausia no solo se evidencian por los cambios en el ciclo menstrual (irregularidades, ciclos más cortos, sangrado más escaso, etc.), sino también por los golpes de calor o sofocos, sudores nocturnos y trastornos del sueño. A menudo la menopausia se acompaña de cambios de humor, llanto o incluso depresión.


El 60-70% de las mujeres padecen de los efectos secundarios desagradables del síndrome climatérico.


Los cambios hormonales en el cuerpo también se manifiestan visualmente: la piel se vuelve más delgada y seca, los pechos pierden la firmeza (pueden volverse más sensibles y dolorosos), puede aumentar el peso, haciendo que el exceso de grasa se acumule principalmente en el área abdominal.

La menopausia es un proceso natural, no una enfermedad, pero existe un riesgo elevado de osteoporosis y enfermedades cardiovasculares. Por lo tanto, es importante consultar regularmente con un médico que pueda recomendar soluciones para aliviar los síntomas molestos.

¿Por qué algunas mujeres tienen una menopausia temprana? ¿Qué es la terapia de reemplazo hormonal? ¿Tiene alternativas? Para más información, lee un artículo en inglés aquí.

Puedes hacer el seguimiento de tu regla utilizando WomanLog. Descárgate WomanLog ahora:

Download on the App Store

Get it on Google Play

Comparte este artículo:
Advertisement


Dolor de cabeza, dolor en los pechos, cambios de humor, cansancio,… Estos y otros signos son característicos del desagradable síndrome premenstrual o SPM: una combinación de sensaciones físicas y emocionales en muchas mujeres unos días antes de la regla.
Durante la menstruación regular, muchas mujeres sienten un aumento del cansancio, pero a la vez tienen dificultades para conciliar el sueño y dormir bien. Entendiendo las razones de la pérdida de energía, se puede reducir el cansancio, así como mejorar el sueño durante la regla, haciéndolo más dulce y más profundo.
Dolor, fatiga, espasmos abdominales… Durante la regla muchas de nosotras nos sentimos mal y no queremos ni pensar en practicar deporte. Sin embargo, la menstruación no es una contraindicación para la actividad física. Al contrario, es aconsejable, salvo cuando la menstruación sea muy fuerte y dolorosa.