Comparte este artículo:

Anticoncepción no hormonal

La anticoncepción hormonal no es adecuada para todas las mujeres: algunas tienen efectos secundarios, otras no aceptan la idea de que los procesos de su cuerpo cambien fundamentalmente. Afortunadamente, existe una alternativa: los anticonceptivos no hormonales.

Los anticonceptivos no hormonales incluyen los métodos naturales y de barrera, la espiral de cobre y la esterilización. Sin embargo, los únicos que protegen, no solo del embarazo sino también de las enfermedades de transmisión sexual, son los preservativos para hombres y mujeres.

Los métodos de barrera crean obstáculos a los espermatozoides de camino al óvulo. Son los preservativos, diafragmas, capuchones cervicales y esponjas anticonceptivas.


Estos métodos no son tan efectivos como la anticoncepción hormonal, pero no tienen tantos efectos secundarios potenciales.

La espiral de cobre o el dispositivo intrauterino (DIU) se inserta en el útero. La espiral libera una pequeña cantidad de cobre que actúa como espermicida.


Los métodos naturales incluyen el coito interrumpido, una técnica muy común pero muy insegura: una de cada cinco mujeres al año se queda embarazada por este “método”. Asimismo, el método del moco cervical y el método de calendario son formas naturales para prevenir el embarazo o, por el contrario, para planificar el crecimiento de la familia. Los dos requieren una observación cuidadosa de los procesos del cuerpo y el registro de las observaciones.

La esterilización puede ser útil tanto para hombres como para mujeres que ya no deseen tener hijos. La operación se realiza quirúrgicamente. Algunos de los tipos de esterilización son irreversibles, por lo que la decisión sobre este método debe ser tomada con responsabilidad.

¿Cuánto tiempo funciona la lactancia materna como método anticonceptivo? ¿Cuál de las técnicas no hormonales es más efectiva? Para más información, lee un artículo en inglés aquí.

Puedes hacer el seguimiento de tu regla utilizando WomanLog. Descárgate WomanLog ahora:

Download on the App Store

Get it on Google Play

Comparte este artículo:
https://www.nhs.uk/conditions/contraception/which-method-suits-me/
https://www.mayoclinic.org/tests-procedures/cervical-mucus-method/about/pac-20393452
https://www.kontracepcija.lv/lv/kontracepcijas-metodes/#methods-
https://www.optionsforsexualhealth.org/facts/birth-control/
https://www.healthlinkbc.ca/health-topics/hw138685
https://www.whi.org/about/SitePages/HT.aspx
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12287157
El término “sexualidad” lleva a pensar en el sexo, pero la palabra va mucho más allá del sexo y de la procreación. La sexualidad es una parte integral e importante de cada persona, vinculada al deseo de amar, de estar en una relación cercana, de sentir la intimidad y el placer sexual.
Una persona virgen es alguien que aún no ha tenido relaciones sexuales. A una chica se le dice virgen, pero también un chico puede serlo. La virginidad no es ningún diagnóstico ni un término médico. Es una idea general, un concepto con el cual se entiende la iniciación al sexo, un tipo de transición de un estado de ser virgen a otro de no serlo.
Posiblemente tu vida íntima no pierde intensidad durante las menstruaciones, pero también es probable que te atraiga la idea de hacer el amor en esos días. Sin duda, este sigue siendo un tema tabú, por lo cual muchas preguntas relativas a dicho asunto muchas veces quedan sin respuestas.