Comparte este artículo:

El orgasmo femenino

A pesar de los avances culturales y científicos, cierto misticismo y malentendidos rodean la excitación y el orgasmo femenino. Todavía muchos hombres y mujeres tratan de entender dónde está la clave para que el cuerpo de una mujer se excite.

El orgasmo es el momento álgido del placer sexual. Una serie de contracciones musculares sometidas a una continua estimulación en uno o varios puntos de placer, mientras endorfinas son liberadas en el torrente sanguíneo,  provocan una sensación de euforia y relajación.

Mientras que los hombres alcanzan el clímax más fácilmente que las mujeres porque el orgasmo masculino posiblemente es necesario para la reproducción, las mujeres no. Muchas mujeres experimentan su primer orgasmo durante su primera masturbación.


Según las estadísticas un 10% de mujeres nunca han experimentado un orgasmo en absoluto.

Mitos y desinformación rodean al orgasmo femenino. Todavía se cree que la penetración es suficiente para alcanzar el orgasmo o que algunas mujeres son incapaces de llegar a ese clímax.


Muchas mujeres necesitan estimular el clítoris para llegar al orgasmo, pero es posible alcanzar el clímax por la estimulación de otras partes del cuerpo: punto-G y ano; menos mujeres lo consiguen por estimulación en el pecho, cuello, cérvix  y otras zonas erógenas. Estas zonas varían de persona a persona.

Se conoce como anorgasmia a no conseguir el orgasmo a pesar de la estimulación sexual. Esta disfunción psicosexual tiene componentes psico-emocionales: estrés,  depresión, ansiedad, cansancio, miedo, traumas u otras experiencias negativas. Ciertas enfermedades o medicamentos pueden ser también la causa.

¿Por qué nuestra mente juega un papel tan importante para llegar al orgasmo? ¿Qué deberías saber antes de intentar el sexo anal? Lee más sobre el orgasmo femenino aquí.

Puedes hacer el seguimiento de tu regla utilizando WomanLog. Descárgate WomanLog ahora:

Download on the App Store

Get it on Google Play

Comparte este artículo:
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3894744/
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/803147/
https://www.netdoctor.co.uk/healthy-living/sex-life/a2283/positions-to-make-female-orgasm-easier-during-intercourse/
www.psychologytoday.com/us/blog/stress-and-sex/201103/comunication-is-the-bedrock-make-your-bed-rock%3famp
https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/anorgasmia/symptoms-causes/syc-20369422
Los futuros padres suelen preocuparse de si es seguro tener sexo durante el embarazo y si esto no hace daño al futuro bebé. Sin embargo, el embarazo no implica la abstinencia sexual: ni el acto sexual ni las contracciones del orgasmo pueden hacer ningún daño al bebé. Tampoco el coito puede causar aborto ni parto prematuro.
Una vagina bien lubrificada es una parte importante para la excitación sexual y un indicador de higiene vaginal óptima. La sequedad vaginal es una falta de lubrificación que experimentan algunas mujeres.
La anticoncepción hormonal no es adecuada para todas las mujeres: algunas tienen efectos secundarios, otras no aceptan la idea de que los procesos de su cuerpo cambien fundamentalmente. Afortunadamente, existe una alternativa: los anticonceptivos no hormonales.