Comparte este artículo:

Juguetes sexuales

Los juguetes para un sexo apasionado están disponibles en una gama amplia, desde vibradores del tamaño de la palma de la mano hasta un columpio sexual colgado en el dormitorio.

En las tiendas venden muchos tipos de juguetes sexuales con una gran variedad similar a la variedad de los deseos, gustos y peculiaridades sexuales de las personas. Por ejemplo, los dildos, que son principalmente los objetos de forma de pene grandes o pequeños, de forma convexa para estimular el punto G y para el uso anal o la estimulación simultánea de múltiples zonas erógenas.

Los vibradores, alimentados por electricidad, vibran, se mueven y tiemblan, estimulando diferentes centros de placer: algunos diseñados para la estimulación vaginal, otros para el clítoris y unos terceros para la estimulación de la próstata, mientras que los anillos vibradores sirven para la estimulación del pene.



Los vibradores pueden ser de diferente intensidad, ajustables con un control remoto o botones, de forma fálica, redondos como los testículos, de diferentes colores, etc.

Los estimuladores anales pueden ser como corchos pequeños o cuerdas de bolas que al insertar y sacar causan sensaciones agradables. Funcionan de manera similar a las bolas vaginales, que además entrenan los músculos vaginales. Los anillos para el pene proporcionan una erección más larga y estable, mientras que las esposas y las cuerdas de sujeción son adecuadas para las personas que disfrutan de los movimientos restringidos durante el sexo.

Lamentablemente, los prejuicios generalizados contra la sexualidad no han contribuido al desarrollo de requisitos específicos respecto a la seguridad de los juguetes sexuales. Esto es ventajoso para los fabricantes, que los producen de materiales de baja calidad, por lo que al comprar algo de esta categoría cada uno debe examinar con precaución si el producto es adecuado para el contacto con los genitales.

Más información en inglés sobre otros tipos de juguetes sexuales y materiales peligrosos o seguros para las partes íntimas de tu cuerpo aquí.

Puedes hacer el seguimiento de tu regla utilizando WomanLog. Descárgate WomanLog ahora:

Download on the App Store

Get it on Google Play

Comparte este artículo:
https://journals.lww.com/stdjournal/Fulltext/2008/05000/Mucosal_Irritation_Potential_of_Personal.16.aspx
https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/76580/WHO_RHR_12.33_eng.pdf;jsessionid=632B4E7425CCCE1F7545B957714BF631?sequence=1
https://scholarship.law.umn.edu/cgi/viewcontent.cgi?referer=https://www.google.co.uk/&httpsredir=1&article=1093&context=lawineq
El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) se multiplica en el organismo, destruyendo las células de la sangre que son responsables de la inmunidad y debilitando el sistema inmunitario. Si el paciente no toma la medicina que impide el desarrollo del VIH, aparece el SIDA: el síndrome de inmunodeficiencia adquirida. En este caso, el sistema inmunitario no puede combatir varias enfermedades graves.
Los anticonceptivos hormonales contienen una pequeña cantidad de estrógeno sintético y progestina (un análogo artificial de la hormona progesterona) o simplemente progestina. El efecto de estas hormonas en el cuerpo cambia la formación y función de las hormonas naturales.
Posiblemente tu vida íntima no pierde intensidad durante las menstruaciones, pero también es probable que te atraiga la idea de hacer el amor en esos días. Sin duda, este sigue siendo un tema tabú, por lo cual muchas preguntas relativas a dicho asunto muchas veces quedan sin respuestas.